Debido a los riesgos asociados al consumo de cigarrillos y de la mayoría de los productos que contienen nicotina, y a su alta posibilidad de adicción, muchas personas buscan la forma de dejar de consumir de estos productos. 

Las terapias de reemplazo de nicotina se han convertido en una opción muy popular para dejar de fumar, y una de las terapias de reemplazo de nicotina más populares es el parche de nicotina. El parche de nicotina fue aprobado en 1991 por la Food and Drugs Adiministration (FDA), desde 1992 hasta 1996 su uso era con récipe médico, pero luego a partir de 1996 su uso es sin récipe médico.

Otros tipos de terapia de reemplazo de nicotina incluyen chicles de nicotina, pastillas, inhalador y spray nasal. En los últimos años el uso de estas terapias de reemplazo de nicotina se ha reducido en favor del uso de sistemas electrónicos de administración de nicotina, mejor conocidos como cigarrillos electrónicos. A pesar de esto el parche transdérmico de nicotina sigue disponible en el mercado, es probable que piense considerarlo como una opción viable para usted dejar de fumar.

Consumo de nicotina y sus riesgos para la salud

Los cigarrillos convencionales contienen entre 10 y 20 miligramos de nicotina, y el cuerpo absorbe entre 1 y 2 miligramos cada vez que fuma. Juul la principal marca de cigarrillos electrónicos contiene 50 miligramos de nicotina. Fumar cachimba es otra forma de consumir nicotina, y diversos estudios revelan que esta forma de fumar resulta más dañina que fumar cigarrillos.

El humo de las cachimbas se calienta con briquetas de carbón. De acuerdo con un estudio realizado en el año 2016, los carbones para cachimba sintéticos contienen una cantidad mayor de metales pesados que el cigarrillo convencional y una mayor concentración de plomo.

¿El parche transdérmico de nicotina es efectivo?

El parche transdérmico de nicotina brinda una dosis controlada y constante de nicotina durante todo el día, lo que permite reducir los síntomas de la abstinencia de nicotina. La efectividad del parche se reduce paulatinamente, lo que le permite al exfumador dejar el consumo de nicotina progresivamente.

Existen 7 medicamentos de primera línea que han demostrado una gran efectividad en aumentar la abstinencia de consumo de nicotina por un largo tiempo, estos medicamentos son pastillas de nicotina, Bupropion, Vareniciclina, chicles de nicotina, inhalador de nicotina, spray nasal de nicotina y el parche transdérmico de nicotina. Todos los tipos de tratamiento de reemplazo de nicotina básicamente tienen el mismo nivel de efectividad. 

dejar de fumar con parches de nicotina

Dosis de los parches transdérmicos de nicotina

Los parches transdérmicos de nicotina vienen en tres presentaciones: 7 mgrs., 14 mgrs. y 21 mgrs., estos números indican la cantidad de nicotina presente en el parche. La presentación de 21 mgrs. se recomienda generalmente como inicio del tratamiento en fumadores que consumen una o más cajetillas de 20 cigarrillos diariamente, luego con el transcurso del tiempo el fumador va cambiando a las otras presentaciones hasta eliminar el uso del parche.

El parche transdérmico de nicotina por su forma se asemeja a un vendaje cuadrado. El tamaño del parche dependerá de la presentación y de la marca, generalmente su tamaño es de 1 a 2 pulgadas cuadradas. El parche se coloca una sola vez cada día sobre la piel limpia, seca y en una zona libre de vellos. Los fabricantes recomiendan que los exfumadores lo usen durante un lapso de 16 a 24 horas, dependiendo de con qué lapso se sienta más cómodo.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios del uso del parche transdérmico de nicotina?

Usar el parche durante la noche mientras duerme puede provocar la interrupción del sueño y sueños vívidos. Algunos exfumadores presentan picazón, ardor u hormigueo cuando lo usan por primera vez, este efecto secundario desaparece una hora después de colocado el parche y es consecuencia del contacto de la nicotina con la piel.

Otros efectos secundarios que pueden presentarse son enrojecimiento o hinchazón hasta por 24 horas en la zona donde se coloca el parche, mareo, dolor de cabeza, dolor de estómago, vómitos, diarrea, sarpullido o inflamación severa, convulsiones, alteración del ritmo cardíaco y dificultad respiratoria.

Es recomendable que consulte al médico antes de comenzar a usar el parche transdérmico de nicotina, y si alguno de los efectos secundarios es grave o no cesa. 

¿Qué contraindicaciones tiene el parche transdérmico de nicotina?

Si presenta alguna de las siguientes afecciones consulte al médico antes de comenzar a usar el parche transdérmico de nicotina, estas afeccione son dolores en el pecho o infartos recientes, cardiopatía, úlceras estomacales,  diabetes, arritmia cardíaca; alergia a cintas, vendajes o a medicamentos; erupciones cutáneas o enfermedades de la piel, hipertensión, enfermedad renal o enfermedad hepática.

Si se encuentra consumiendo un medicamento, no comience a usar el parche transdérmico de nicotina, ya que la nicotina puede interferir con el medicamento que consume. 

¿Se puede fumar mientras se usa el parche transdérmico de nicotina?

Absténgase de fumar cuando use parches transdérmicos de nicotina o cualquiera de los otros tratamientos de reemplazo de nicotina, ya que corre el riesgo de padecer una sobredosis de nicotina. La sobredosis de nicotina puede manifestar los siguientes síntomas: mareo, dolor de estómago, dolor de cabeza intenso, vómitos, sudoración fría, babeo, confusión, visión borrosa, escuchando problemas, y debilidad o desmayo.

Si cree que tiene una sobredosis de nicotina, quítese inmediatamente el parche, y diríjase a su médico. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *