Un fumador que esté pensando en dejar de fumar, debe conocer toda una serie de cosas sobre por qué debería dejar de fumar. Veamos a continuación las más importantes.

Educación

Dejar de fumar de manera educada es un abandono exitoso. Procure leer todo lo que pueda sobre la adicción a la nicotina, y sobre qué esperar mientras un fumador se encuentra en el proceso de dejar esta adicción. Además ingrese a un foro de exfumadores y lea las experiencias que han publicado.

Desde qué esperar cuando un fumador deja de fumar hasta las consecuencias del hábito de fumar en la salud, la educación es una parte fundamental en el proceso de dejar de fumar. Esto obliga al fumador a quitarse la venda de los ojos. Mientras rápido comience el fumador a ver claramente su adicción, más rápido se encaminará hacia la meta de dejar de fumar.

Compromiso

Dejar de fumar es uno de los compromisos más importantes que asume un fumador. Es probable que algunas personas cercanas estén de acuerdo en que dé el paso para dejar de fumar, pero al final es el fumador quien debe tomar esa crucial decisión y comprometerse de manera determinante en ese propósito.

En resumen, el fumador debe cumplir de manera determinante con su compromiso de dejar de fumar, sin importar los obstáculos que se presenten en el camino, sin vacilaciones y sin echar una mirada hacia atrás.

Las razones para dejar de fumar nunca cambian

Llevar un diario del proceso de dejar de fumar, y lo primero que debe escribir son las razones por las cuales quiere dejar de fumar, léalas frecuentemente una y otra vez para tenerlas siempre presentes. Lleve consigo el diario, y agregue a las razones que ya escribió, otras que vayan surgiendo mientras piensan en ellas.

Cambiar su relación con el hábito de fumar

El fumador debe aprender a identificar los patrones que desencadenan su hábito de fumar. Debe procurar aprender con qué actividades más saludables puede sustituir el hábito de fumar, como por ejemplo sustituir los recesos para fumar por caminatas o beber jugo de frutas o agua en lugar de café o alcohol.

Apoyo

El fumador debe aprender que en el proceso de dejar de fumar existen diversas formas de apoyo al fumador. El apoyo en este proceso es vital importancia para que este éste sea exitoso. El fumador deberá identificar las fuentes de apoyo de las que podrá disponer al iniciar el proceso de dejar de fumar: familiares, amigos, compañeros de trabajo, líneas telefónicas de apoyo al fumador, material de autoayuda, reuniones de fumadores anónimos y consejeros.

Fumar no es una opción

El fumador que piensa emprender el proceso de dejar de fumar debe entender que fumar no es una opción, al hacerlo romperá con la diatriba de debo o no debo fumar. Debe además aprender que con la visualización podrá crear una barrera mental contra los deseos de fumar, y con el paso del tiempo se le hará más fácil hacer dicho bloqueo.

Visualización

El fumador debe aprender a visualizar que su corazón y sus pulmones son una parte valiosa de su cuerpo, los cuales debería cuidar y evitar lastimarlos voluntariamente, como si se tratara de un perrito o de un gatito.

Tiempo y paciencia

El fumador debe aprender a visualizar que su corazón y sus pulmones son una parte valiosa de su cuerpo, los cuales debería cuidar y evitar lastimarlos voluntariamente, como si se tratara de un perrito o de un gatito.

Conocer los daños provocados por el hábito de fumar en su cuerpo

El fumador debe conocer los daños que produce el hábito de fumar en su cuerpo, y en las personas que inhalan el humo del cigarrillo que el fumador está consumiendo. Para ello debe recurrir a libros, folletos e internet.

El hábito de fumar produce daños importantes en el cuerpo del fumador, entre las enfermedades más recurrentes en fumadores tenemos:

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

Es una enfermedad crónica inflamatoria de los pulmones, que produce la obstrucción del flujo de aire en los pulmones. Los síntomas que puede presentar una persona con esta afección son: dificultad respiratoria, tos crónica que puede producirse con mucosidad, mucosidad en las vías respiratorias y silbidos al respirar entre otros.

Bronquitis crónica

Es la enfermedad inflamatoria del revestimiento de los bronquios, los cuales llevan aire desde y hacia los alveolos pulmonares. Los síntomas más comunes son tos, y mucosidad en las vías respiratorias. La bronquitis crónica es una de las dos afecciones que pueden llevar a la aparición de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Enfisema

Es una enfermedad en la cual los alveolos pulmonares, lo cuales están ubicados en el extremo de los bronquiolos son destruidos por efectos del humo del cigarrillo, entre otros gases y partículas irritantes. Esta afección es una de las afecciones que pueden llevar a la aparición de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Cáncer de pulmón

Es la enfermedad que se produce por el crecimiento de células malignas en los pulmones. Una de las causas más comunes de esta enfermedad es el fumar. Esta enfermedad no presenta síntomas en sus etapas tempranas. Los síntomas se presentan en etapas avanzadas, estos pueden ser: tos de reciente data que no cede, tos con sangre que puede ser en baja cantidad, dolor en el pecho, pérdida de peso repentino, entre otros.

Además de estas enfermedades, hay otras que son producidas por el hábito de fumar. El fumador debe documentarse sobre estas enfermedades para tomar conciencia del daño que se está haciendo a sí mismo, y a las personas de su entorno que inhalan el humo del cigarrillo mientras él fuma.

Todo esto es lo que el fumador debe tomar en consideración sobre por qué debería dejar de fumar. Una vez que ha analizado todo esto, el fumador está en condiciones de tomar con determinación la decisión de dejar de fumar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIÉNES SOMOS
CONTACTO

info@dejadefumar.es