Aunque la persona sea no fumadora, si respira el humo del cigarrillo de un fumador puede sufrir daños producto de las toxinas presentes en el humo del cigarrillo. El humo de segunda mano provoca cada año en Estados Unidos la muerte de al menos 3000 personas por cáncer de pulmón, y otras miles más por enfermedades cardíacas, todas no fumadoras.

El humo del cigarrillo está conformado por dos tipos de humos: el humo de corriente principal, que es el humo inhalado y exhalado al fumar; y el humo de la corriente secundaria es el humo que se produce en la punta del cigarrillo encendido entre caladas. La mayoría del humo del cigarrillo es humo de la corriente secundaria, solo el 15% es humo de la corriente principal.

¿Qué toxinas hay en el humo de corriente principal?

En el humo de corriente principal hay muchas sustancias químicas que son cancerígenas, tales como:

Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (HAP)

Son un grupo de más de 100 sustancias químicas que generalmente se forman en la combustión incompleta de materia orgánica como el tabaco, carbón, petróleo, gasolina entre otros.

Por lo general los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) tienen efectos irritantes por contacto con la piel y los ojos, así como fallas respiratorias por su inhalación y afecta al sistema nervioso. A largo plazo puede desencadenar problemas de coagulación por la reducción del nivel de plaquetas, y en el sistema inmunológico por la reducción del nivel de leucocitos.

Existen estudios que revelan que algunas de estas sustancias pueden producir cáncer, por ejemplo el benzopireno.

Nitrosaminas

Es una sustancia química cancerígena presente en el cigarrillo y en el humo del cigarrillo. Las nitrosaminas presentes en el cigarrillo se producen durante el cultivo, curación y procesamiento de las hojas del tabaco. Esta sustancia produce cáncer.

Monóxido de Carbono

Es un gas venenoso, sin olor ni color, es el mismo que es expulsado por los tubos de escape de los vehículos y en las fugas de gas. Este gas al combinarse con la hemoglobina presente en la sangre dificulta el transporte de oxígeno al cuerpo a través del torrente sanguíneo.

Esta dificultad provoca el incremento de la producción de glóbulos rojos para compensar los deficientes, lo que hace que la sangre se vuelva más viscosa. Además este gas venenoso daña la membrana de las células, y facilita la acumulación de colesterol en los vasos sanguíneos.

Nicotina

Es un alcaloide que generalmente se encuentra en la planta de tabaco, presentando una alta concentración en las hojas de esta planta. Este alcaloide se acumula en los pulmones como una mezcla de partículas y gases. Pasa rápidamente a la sangre y llega al cerebro en pocos segundos. 

El cerebro se acostumbra a recibir dosis regulares de este alcaloide, y a sufrir los síntomas de la abstinencia cuando no recibe estas dosis. Este alcaloide estimula el sistema nervioso central, provocando que se incremente el ritmo cardiaco y la presión arterial, lo que significa un mayor consumo de oxígeno. También provoca resistencia a la insulina, lo que incrementa el riesgo de padecer diabetes.

Amoníaco

Es un gas incoloro con un olor característico que se usa en la fabricación de los cigarrillos para mejorar el sabor y la consistencia del tabaco. El amoníaco refuerza el efecto adictivo de la nicotina, y facilita la rápida absorción de la nicotina en el cuerpo.

Acroleína

Es una sustancia líquida incolora o amarilla con un olor dulce a quemado penetrante. Se produce durante la combustión del tabaco presente en el cigarrillo. Un cigarrillo emite entre 400 y 650 gramos de acroleína.

Es un irritante de los ojos, la piel y de las vías respiratorias. Algunos estudios revelan que la acroleína es un mutágeno del ADN que puede incidir en la aparición de cáncer.

Isopreno

Es un hidrocarburo que se produce en tejidos fotosintéticos. Se cree que ciertas plantas lo producen para enfrentar las altas temperaturas. Un cigarrillo contiene 582 miligramos de isopreno. Esta sustancia es carcinógena.

Benceno

Es una sustancia líquida incolora de olor dulce. Generalmente se produce de forma natural a través de erupciones volcánicas y de incendios forestales, pero también puede producirse de forma industrial. Una de las principales fuentes del benceno presente en el aire, especialmente en ambientes donde hay fumadores es el humo del cigarrillo.

Esta sustancia ingresa al cuerpo en el humo del cigarrillo, y puede provocar que se detenga o disminuya la producción de algunos componentes de la sangre, o bien puede producir daños en la médula ósea pudiendo desencadenar leucemia y algunas otras enfermedades en la sangre.

Tolueno

Es un hidrocarburo aromático con olor agradable que se produce a partir del benceno. Es irritante y afecta al sistema nervioso central. Además es carcinógeno.

humo cigarrillo dañio salud

¿Cómo se puede crear un ambiente libre de humo para evitar los daños producidos por el humo del cigarrillo?

Los siguientes consejos nos pueden ayudar a crear un ambiente libre de humo, que nos permita evitar los daños producidos por el humo del cigarrillo:

Dar un buen ejemplo

Si es fumador, deje de fumar cuanto antes. Si tiene niños y lo ven fumando, al llegar a la pubertad o adolescencia lo imitarán y empezarán a fumar. Si hay cigarrillos en su hogar, hay mayor probabilidad de que los niños intenten fumar.

Si tiene niños sáquelos del lugar donde se permite fumar

Si está con sus niños en un lugar donde se permite fumar, sáquelos de allí. Aunque nadie esté fumando en ese momento, las toxinas presentes en el humo del cigarrillo pueden quedarse sobre las superficies durante muchos días luego de que alguien haya fumado.

Convierta su hogar en un espacio libre de humo

Mientras logra dejar de fumar, absténgase de fumar en el interior de su hogar y cerca de sus niños, y también en los espacios abiertos. No hay que olvidar que el aire circula por toda la casa, por lo que si fuma en una habitación el humo se esparcirá por toda la casa.

Asegúrese que su automóvil sea un espacio libre de humo

Mientras logra dejar de fumar, absténgase de fumar dentro de su automóvil. No basta con abrir las ventanas para ventilar el interior del automóvil, lo que puede lograr es dirigir el humo del cigarrillo hacia las personas que ocupan el asiento trasero del automóvil.

Si tiene niños elija una niñera no fumadora, o una guardería o escuela donde no permitan fumar

Si tiene niños asegúrese de contratar una niñera no fumadora, o si requiere una guardería o una escuela cerciórese de que no permitan fumar a las maestras.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *