La terapia de reemplazo de nicotina es el primer tratamiento farmacológico para dejar de fumar, que fue aprobado por la Food and Drug Administration (FDA). Las diversas formas y fortalezas de las terapias de reemplazo de nicotina cumplen con los requerimientos de los exfumadores, brindando una dosis de nicotina que se va reduciendo a medida que transcurre el tiempo hasta suspender totalmente su aplicación.

Los aspectos más importantes de la terapia de reemplazo de nicotina

Los aspectos más importantes de la terapia de reemplazo de nicotina son 3:

El uso de la terapia de reemplazo de nicotina no es hacer trampa

Los nuevos exfumadores en ocasiones creen que el uso de ayudas de algún tipo para dejar de fumar, es hacer trampa. Esto es cierto con la terapia de reemplazo de nicotina, pues contiene nicotina. Si bien es cierto, el objetivo es eliminar la nicotina presente en el cuerpo, no es recomendable hacer de manera rápida. 

Disminuir paulatinamente la nicotina presente en la sangre, alivia los síntomas de la abstinencia de nicotina, y permite que el proceso de dejar de fumar pueda ser manejado más fácilmente. No hay nada de malo en usar ayudas de algún tipo para dejar de fumar. Considere estas ayudas como una poderosa herramienta en el proceso de dejar de fumar.

Puede volverse dependiente de la terapia de reemplazo de nicotina

La nicotina es una sustancia adictiva, bien sea en cigarrillos o en terapia de reemplazo de nicotina, por lo que es de vital importancia usar la terapia de reemplazo de nicotina siguiendo las indicaciones del fabricante. La terapia de reemplazo de nicotina está diseñada para reducir de forma paulatina la dependencia de nicotina en un período que puede ser semanas o meses.

Use la terapia de reemplazo de nicotina siguiendo las indicaciones del fabricante, y suspendiendo el uso en el tiempo indicado. Si considera que todavía no está listo para suspender la terapia de reemplazo de nicotina, consulte a su médico.

La terapia de reemplazo de nicotina no es mágica

No existe una ayuda para dejar de fumar que haga todo el trabajo por usted. El éxito en la recuperación de la adicción a la nicotina es una combinación de sanación física y psicológica, con la práctica tradicional de vivir su vida libre de humo un día por vez. Si tiene la determinación para hacer todo lo necesario para dejar de fumar, se le hará más fácil llevar adelante el proceso de dejar de fumar.

Tipos de terapia de reemplazo de nicotina

Todos los tipos de reemplazo de nicotina se usan varias veces en el día, salvo el parche de nicotina que se aplica una sola vez al día. Esto puede ser un problema para los exfumadores a los que se les dificulta cumplir con la dosis recomendada de chicles o pastillas de nicotina. Veamos a continuación los tipos de terapia de reemplazo de nicotina que existen actualmente.

Parche transdérmico de nicotina

Es una de las terapias de reemplazo de nicotina más populares. Se asemeja a un pequeño vendaje de forma cuadrada o clara. Su cara posterior es adhesiva, y se coloca en la parte superior del brazo o de la pierna, o en cualquier otro lugar del cuerpo libre de vellos. Vienen en varios tamaños, en tres puntos fuertes y el exfumador reduce la dosis siguiendo las recomendaciones del fabricante.

El uso del parche se suspende totalmente entre 6 a 20 semanas luego de iniciarse su aplicación. No requiere de récipe médico.

Chicle de nicotina

Este tipo de terapia de reemplazo de nicotina viene en diversidad de sabores y con 2 fortalezas. Se usa de la siguiente manera: se mastica cada pieza hasta que el exfumador sienta un hormigueo, luego se estaciona el chicle entre la mejilla y la encía hasta que el hormigueo cese. Luego el proceso se repite hasta agotar el chicle, este proceso generalmente dura media hora.

Es una terapia de reemplazo de nicotina muy popular, pero recuerde que no es una golosina, y úselo siguiendo al pie de la letra las instrucciones del fabricante. Suspenda su uso en el tiempo recomendado. Cualquier duda puede consultar a su médico. Puede adquirirlo sin necesidad de un récipe médico.

Pastillas de nicotina

Es una terapia de reemplazo de nicotina que viene en forma de pastillas o tabletas dulces, se usan varias veces al día. Al igual que los chicles de nicotina vienen con dos fortalezas. Se coloca entre la mejilla y la encía donde se disolverá paulatinamente durante media hora más o menos. No tienen azúcar, y viene en variedad de sabores. No requiere de récipe médico.

Inhalador de nicotina

Es un tubo de forma cilíndrica que contiene un cartucho de nicotina líquida. Los exfumadores usan la boquilla para obtener bocanadas de vapor que ingresa a los pulmones, y allí pasa al torrente sanguíneo. Cada cartucho dura 20 minutos proporcionando la misma cantidad de nicotina que un cigarrillo. Este tipo de terapia de reemplazo de nicotina requiere de récipe médico.

Spray nasal de nicotina

Este tipo de terapia de reemplazo de nicotina viene en un frasco tipo bomba que contiene una solución de nicotina. Esta solución se rocía en las fosas nasales, la dosis a aplicar la establecerá su médico. Requiere de récipe médico.

¿Por qué usa nicotina para dejar de consumir esta sustancia?

Parecerá ilógico usar la sustancia a la que eres adicto para superar la adicción. Pero en este caso ofrece la ventaja de combatir los síntomas de la abstinencia de nicotina, mientras se va reduciendo paulatinamente la dosis de nicotina mientras el cuerpo se va adaptando a recibir menos nicotina, hasta suspender totalmente el uso de nicotina.

Esto le permite a los exfumadores enfocarse en atacar los hábitos que le incitan a fumar, que es la parte donde tendrá el mayor esfuerzo en el proceso de dejar de fumar. Si bien estas terapias de reemplazo de nicotina contienen nicotina, no contienen las numerosas toxinas que tienen los cigarrillos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIÉNES SOMOS
CONTACTO

info@dejadefumar.es